Resistencia cubana

Por la unidad de la resistencia cubana, por la libertad total de Cuba
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Libertad y democracia para Cuba-libertad de opinion, para los presos politicos, libertad de entrar y salir del pais,Internet para todos. Abajo la dictadura

Comparte | 
 

 Armas y disciplina noviolenta

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 404
Fecha de inscripción : 19/06/2009

MensajeTema: Armas y disciplina noviolenta   Dom Jun 21, 2009 5:03 pm

El error común de pasadas campañas improvisadas de desafío político es depender de sólo uno o dos métodos, como huelgas y demostraciones masivas. De hecho, existen muchos métodos que permiten a los estrategas de la resistencia concentrarse y extender la resistencia como sea necesario.

Aproximadamente doscientos métodos de acción noviolenta han sido identificados, y ciertamente hay decenas más. Estos métodos son clasificados bajo las tres grandes categorías de:

· · Protesta y persuasión
· · Nocooperación
· · Intervención

Los métodos de protesta y persuasión son en su mayoría manifestaciones simbólicas, incluyendo paradas, marchas y vigilias (54 métodos). La nocooperación está dividida en tres categorías: (a) la nocooperación social (16 métodos), (b) la nocooperación económica, incluyendo boicots (26 métodos) y huelgas (23 métodos) y (c) la nocooperación política (38 métodos). La intervención noviolenta, por medios psicológicos, físicos, sociales, económicos, o políticos, como el ayuno, la ocupación noviolenta, y el gobierno paralelo (41 métodos) es el último grupo. Una lista de 198 de estos métodos está incluida en el Apéndice de esta publicación.

El uso de un número considerable de métodos cuidadosamente seleccionados, aplicados persistentemente y en gran escala, en el contexto de una estrategia inteligente y de tácticas apropiadas, por individuos del pueblo, entrenados, probablemente le van a causar severos problemas a cualquier régimen ilegítimo.

En contraste a los medios militares, los métodos de la lucha noviolenta se pueden enfocar directamente sobre los asuntos importantes. Por ejemplo, como el problema de una dictadura es primordialmente político, entonces las formas políticas de la lucha noviolenta serían cruciales. Estas incluirían la negativa de la legitimidad a los dictadores y la nocooperación con el régimen. La nocooperación también se aplicaría contra políticas específicas. A veces tácticas de demora (dejar para luego) pueden ser calladas y secretamente practicadas, mientras que en otros tiempos la desobediencia abierta y las manifestaciones de desafío público y huelgas son visibles a todo el mundo.

También, si la dictadura es vulnerable a presiones económicas o si las quejas populares contra ella son de carácter económico, entonces acciones económicas, tales como el boicot o las huelgas, pueden ser métodos de resistencia apropiados. Los esfuerzos de los dictadores a explotar el sistema económico pueden enfrentarse a huelgas generales de carácter limitado, paso de jicotea, y la falta de apoyo (o desaparición) de expertos indispensables. El uso selectivo de varios tipos de huelgas puede ser llevado a cabo en puntos claves de la industria manufacturera, el transporte, el suministro de materias primas y la distribución de productos.

Algunos métodos de la lucha noviolenta requieren que las personas ejecuten acciones no relacionadas a sus vidas normales, como distribución de volantes, operar una prensa clandestina, irse a la huelga de hambre o sentarse en medio de la calle. Estos métodos pueden ser difíciles para algunas personas excepto en el caso de situaciones muy extremas.

Otros métodos de la lucha noviolenta requieren que las personas continúen en gran medida sus vidas normales, pero en forma un poco diferente. Por ejemplo, las personas pueden asistir a su trabajo y no ir a la huelga, y entonces deliberadamente trabajar más despacio o ineficientemente. “Errores” pueden ser cometidos conscientemente con más frecuencia. Uno puede “enfermarse” o “estar imposibilitado” para el trabajo en ciertas ocasiones. O uno puede simplemente negarse a trabajar. Uno puede ir a servicios religiosos cuando esto expresa no solamente su fe religiosa pero también sus convicciones políticas. Uno puede proteger a los niños de la propaganda de los atacantes educándolos en la casa o en clases ilegales. Uno puede negarse a hacerse miembro de ciertas “recomendadas” o requeridas organizaciones de las cuales uno no se hubiera hecho miembro bajo condiciones de libertad de elección. La semejanza de estos tipos de acción con las acciones usuales de los individuos y el grado limitado en que departen de sus vidas normales pueden facilitar para muchas personas la participación en una lucha de liberación nacional.

Como la lucha noviolenta y la violencia operan en formas fundamentalmente diferentes, aún una resistencia violenta de carácter limitado durante una campaña de desafío político puede ser contraproducente ya que tornará la lucha en una confrontación en el cual los dictadores tienen una ventaja aplastante--la guerra militar. La disciplina noviolenta es la clave al éxito y tiene que ser mantenida a pesar de provocaciones y brutalidades por parte de los dictadores y sus agentes.

El mantenimiento de la disciplina noviolenta contra los oponentes facilita el funcionamiento de cuatro mecanismos de cambio en la lucha noviolenta (discutidos a seguir). La disciplina noviolenta también es extremadamente importante en el proceso del jiu-jitsu político. En este proceso, la cruda brutalidad del régimen contra los individuos de acción obviamente noviolentos rebota contra la posición del dictador, causando disensión en sus propios rangos y también fomenta el apoyo hacia los que resisten por parte de la población en general, los partidarios usuales del régimen y terceras personas.

En algunos casos, sin embargo, una violencia limitada contra la dictadura puede ser inevitable. La frustración y el odio contra el régimen pueden explotar en la violencia. O ciertos grupos pueden no estar dispuestos a abandonar los medios violentos aún cuando reconocen la importancia del papel de la lucha noviolenta. En estos casos, el desafío político no tiene que ser abandonado. Sin embargo, va a ser necesario separar lo más posible la acción violenta de la acción noviolenta. Esto debe ser hecho en términos de geografía, grupos de población, selección del momento oportuno, y temas. De otra forma, la violencia puede tener un efecto desastroso sobre el potencialmente mucho más poderoso y exitoso uso del desafío político.

La historia indica que a pesar de que hay que anticipar que el desafío político causará muertes y heridos, las bajas serán mucho menores que en una guerra militar. Aún mas, este tipo de lucha no contribuye a un ciclo sin fin de muerte y brutalidad.

La lucha noviolenta requiere y tiene la tendencia a producir la pérdida (o un mayor control) del miedo al gobierno y su violenta represión. La pérdida o control del miedo es un elemento clave en destruir el poder de los dictadores sobre la población en general.

http://frentelibertadtotalcuba.blogspot.com/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://resistenciacubana.positifforum.com
 
Armas y disciplina noviolenta
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» PAISES EUROPEOS QUE HAN VENDIDO ARMAS A LIBIA VEN PERDER SU MEJOR CLIENTE......HIPOCRITAS....
» Disciplina con gritos
» Escoltas chinos sin armas, pero sí Kung-fu
» La Guardia Civil tiene censadas 240.000 armas de fuego en Barcelona, la mayoría escopetas
» Los internautas se alzan en armas contra la "Ley antidescargas"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Resistencia cubana :: Libertad total-Propuestas-
Cambiar a: